I

No soy de los que sueñan cada noche

casi todas pasan en un fotograma negro,

empero, cuando sueño, sigues aquí…

Trato de darle sentido, pero me haces falta

                                                    no estás aquí,

y cada que te veo no logro recordar

                                            no puedo recordar…

Mi voz es clara al hablar de ti,

No se accidenta ni pierde en imágenes,

En la calima turbia de una lengua joven.

No. Tú vienes a mí con la claridad de un alba,

te acercas como el agua a la tierra yerma.

Pienso, recuerdo, y me extingo.

II

Olvido tu cara,

             los rasgos,           los sueños

                                           al final

olvido mi nombre,                                   quien era

y te olvido                         a ti

a ti

 

te olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *