Llegar hasta aquí
no ha sido fácil
desde que el universo comenzó a existir para nosotros
hemos peregrinado con brújulas tangibles e intangibles
y aunque somos, para el cosmos
un corte sobre agua
nuestras preguntas no han dejado de reproducirse.

Pensar que nunca se está perdido
cuando se tiene la brújula
se presume; filosofía de arena
no todas las brújulas apuntan al norte
y a veces
es necesario extraviarlas
y así
la nueva búsqueda se convierte
en nuestra nueva brújula.