Pensaste durante una eternidadque mi existencia era una broma. Que mi fuerza era egoísmo ciego,que mi centro era tu periferia. Que era incluso una costillaen tu red de Adanes. Pero yo no nací de ti,ni soy tu complemento. Entendí queSeguir leyendo…

A Javier Lizárraga Que el reloj y su pulcritudcontemplen las virtudesque curvan el destinocuando apareces. Fantasía germinanteenredándose en mipsique. Inquietud constanteque manacuando hablo de ti,de tu nombre,de tu frente,de la única vezque me recostéen tu vientre. Y de ese cariñoextrañoqueSeguir leyendo…