Una lluvia,
un viento de coronavirus
Cargado de signos,
Entra por la ventana,
Por la puerta,
Por los insultos de los vecinos

inoloro, incoloro, y silencioso
omnipresente y omnisciente

todos somos muchos,
y muchos, somos todos….

No es gripa común,
revienta el pulmón,
petrificado,
como si fuese un globo de barro,
genera trombos,
sistema circulatorio colapsado
estatuas de mármol,
Y al final nos mata ahogados,
Encerrados en la angustia.

Estas imágenes impresas en milímetros
de acetato
Evidencian lo invisible
Cual  microscopio expandido

Pues es que no se puede decir que lo que no se ve, no existe
A la inversa, no se puede decir que lo que sí se ve  existe.
Está pasando, no concluye,
Nos está consumiendo.

Es un virus perfecto.
Que se transmite,
Muchas veces,
Por el lenguaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *