En otoño

Golpeando el viento frío mis sentidos,
me trae recuerdos que pensé perdidos.
Ajenas lágrimas buscan a mis ojos,
mis sentimientos buscan versos de hinojos.

Naturaleza estéril hoy me circunda,
la vida me reclama, con voz rotunda.
Gritan protestas, sin freno, desde el suelo…
la esperanza y los sueños, aún en duelo.

Me sacudo los espasmos voluntarios,
traza el horizonte nuevos corolarios.
Se yerguen algunas viejas ilusiones
escondidas en viejas canciones.

Doblan las campanas otra vez,
saluda el astro, asoma la tez.
Hallo un sueño inconcluso, detrás de la barrera…
esa cíclica utopía se llama primavera.

Nicolas Ching / Perú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Un nuevo sabor

mié Abr 1 , 2020
Atanasio tenía sed. Trabajó todo el día en las labores cotidianas sin descanso y había olvidado su tecomate. No tenía cómo ni qué beber algo que calmara su sed: el río es un vertedero de los desechos que la minera produjo por siglos. En el malpaís donde habita, las lluvias […]

Podrías leer...

¿Qué quieres leer?

Visítanos:

¡Mira aquí!