Desde que te fuiste
puedo verte en los bares,
en la mitad de la botella de cerveza,
te veo en los libros,
en mis tazas,
en los cigarros que no fumo,
en el ruido de la ciudad
después de las diez,
en los cines,
en el destino que no llega,
en poemas pendientes,
en el tercer, el cuarto libro

te veo en casi todas partes,
apareces en las noches y a mediodía
en forma de recuerdo,
te sigo esperando

si vas a volver
no tardes,
este poema es para ti,
es para decirte
que desde que te fuiste
te espero en todas partes.