Gimme the face! Entrevista a Madame Guzter

Tiempo de lectura aprox: 5 minutos, 17 segundos

Hay algo inimitable en el cuerpo de los bailarines. Es algo más allá de la estética de los cuerpos, de las líneas, la agilidad y el ritmo. Es la libertad, el disfrute, la pasión que recuerda que el baile es una de las expresiones artísticas más democráticas del mundo. No se necesita nada para bailar más que el cuerpo, nuestra piel. Acá no hay otros medios más que sentir el sudor, entrelazar nuestros músculos, saltar y dejarse fluir. ¿Quiénes somos cuando bailamos? Somos nada, somos todo, somos el momento. En esta ocasión, hablamos con Madame Guzter, quien nos cuenta sobre el escenario del Ballroom Mexicano, el entrecruce entre poesía y danza. Aquí todo fluye como en los sueños y respiramos pose, pose, pose. Quizás esta pandemia no nos permita caminar entre las calles celebrando nuestros Body-odies-odies, pero sí leer y mucho. Recordemos las sabias palabras de MamáRu, quien siempre nos recuerda: “Leer es esencial“. Porque sí, ya saben, “No tea, no shade, no pink limonade“. 

1. Nos encanta descubrir mundos, porque así nos descubrimos a nosotros mismos. Cuéntanos, ¿cuál fue tu primer acercamiento al baile?
Muchas gracias, Marshiari, por el espacio para esta entrevista. El primero, definitivamente fue cuando iba en el kinder: tendría unos cinco años, y una maestra me puso a aprenderme una coreografía hawaiana para el festival del Día de las Madres. Es un recuerdo hermoso y que a mi mamá le gusta recordarlo.

2. ¿Cómo descubriste que tu pasión era el baile?
Desde pequeño siempre he tenido un gusto innato hacia la música, y con ella el baile. Reconocerme como un ser con musicalidad y rítmica representa descubrir un talento que, como es evidente, debe nutrirse y pulirse constantemente. Entonces desde mis seis o siete años comencé a explorarla por mi cuenta: a través de las coreografías que veía, con la música qué escuchaba a esas edades.

3.En México es difícil estudiar cualquier disciplina artística, ¿tuviste algún problema para convertirte en bailarín profesional? ¿En dónde y qué tipo de danza estudiaste?
Aunque la danza no es mi principal talento, siempre se ha complementado en todas las etapas de mi vida hasta ahora, a mis veintidós años. Lo he aprendido con maestras y maestros de danza y coreografía en la escuela, con amistades que se dedican a la danza contemporánea y a la biomecánica. Mi boom se dio cuando conocí House of Apocalipstick, la casa vogue en la que pertenezco desde abril del 2019. Y siempre, siempre habrá retos para disciplinarnos.

4. Aquella primera vez que te paraste sobre un escenario y bailaste para el público, ¿qué detonó en ti?
Realmente, ha habido tantas primeras veces que he considerado identificarlas de acuerdo al año o a la era en la que he cruzado como ser vibrante. Y esa primera vez que recuerdo ahora es de la era reciente. Cuando inauguré el fashion show de Talentum, en noviembre del 2019. Fue coordinado por la agencia New Icon y por un gran equipo de bookers, fotógrafos y estilistas a los que admiro mucho. Presenté una coreografía con elementos del vogue y de estilo libre, junto a dos compañeras bailarinas muy talentosas: Aixa Rivera y Andrea Sanlo.

Abrimos con el famoso mix de Supernature, de Cerrone, y fuimos nosotres mismes. Cada quien se expresó conforme lo que sentía al momento. Yo me sentí pleno y feliz. Y lo que detonó fue la energía que liberas cuando estás frente a un público y sabes que debes posarles y verte divinx.

5. Cuéntanos del proyecto en el que participas: Ballroom Mexicano. ¿De qué trata?
El Ballroom Mexicano es una gran comunidad voguera en la que puedes encontrar casas de vogue, gente talentosísima e historias de vida que pueden transformar la tuya. Esta escena se originó en Nueva York, hace ya más de 50 años, y en la actualidad tiene una expansión global. En Latinoamérica hay muchos nuevos lazos entre casas y escenas que surgen, como en Chile, Perú, Colombia y Brasil. En México llegó hace no más de diez años y representan una comunidad diversa, en la que se admiran y respetan las mujeres trans, las identidades no-binarias, los homosexuales latinos y afrodescendientes, las personas de género fluido, los cuerpos disidentes, entre muchas otras identidades.

6. Sabemos que el Vogue dance glorificaba y parodia los ideales de belleza femenino, la fama, el glamour. ¿Cómo definirías el Voguing y qué lo hace tan atractivo?
Lo que hace atractivo y deseable hacer vogue es la energía y la proyección que has creado con ella, al momento de ejecutar los cinco elementos, y celebrando los valores de lo femenino. Permites que tu cuerpo esté lo más curvo posible, y descubres un gran poder en ello. Poder que puedes utilizar para brillar en el escenario, en la calle, en tu casa, en donde quieras y puedas. Y es precioso conocer gente interesada en aprender no sólo la técnica sino también la historia y los valores que se comparten. En la escena queretana se aprenden mucho los valores transfeministas, que incluyen y respetan a las mujeres trans y a las millones de formas válidas y posibles de ser trans y vivir siendo trans.

7. ¿Crees que en la historia de la danza ha habido algún tipo de discriminación hacia la comunidad Lgtbq+?
Ha habido exclusión, discriminación, omisión y negación de la misma, no sólo por lo que significa el colectivo sino también por las identidades reales que existen y que no son reconocidas en el espectro del género y en las orientaciones sexuales. Sin embargo, yo espero que esto cambie. Como voguero, el cambio se hace con uno mismo y con su comunidad.

8. Además de bailar de manera profesional, también incursionas en la poesía. ¿Cómo fue que empezaste a experimentar con este género literario?
Gracias a maestras y maestros de oratoria y literatura, desde la preparatoria, fue que decidí incursionarme en hacer mis propias creaciones literarias. En un momento comencé teniendo mayor interés en la novela y los cuentos; ahora me intereso más en la poesía libre, las cartas y los relatos. Por la carrera que estudio, Relaciones Internacionales, también incluyo artículos de investigación.

9. ¿Qué relación nace entre la poesía y la danza en tu trabajo?
El arte de explorar y combinar los lenguajes de la poesía, ya sea auditiva o textual, con la danza, en las formas que venga. Han surgido video-poemas como Corpum Plegaria, por CH Studios y dirigido por Lucila Vepe y Óscar Vega, donde combinamos un poema de auxilio a nuestro propio planeta, con una maravillosa videodanza. En esta liga pueden ver el video: https://www.instagram.com/p/CFkQnSeH3kV/

10. ¿Cuáles son tus inspiraciones poéticas y qué rescatas de ellas para escribir?
Las inspiraciones poéticas vienen de obras de autores y conocidos que he admirado a través de los años, como Elvira Sastre, Ixtab Lee, Gustavo Libedinsky, Florentino Chávez, César Cañedo, Elvis Guerra, Horacio Warpola y Luis Ar Osorno, por mencionar algunos. La inspiración también surge de la fusión de elementos, sonidos y revelaciones a los que prestas atención. A la poesía es adonde puedo acudir para anotar revelaciones y recordar momentos importantes a partir de lo que vivo.

11. ¿Qué consejo le darías a las personas que tiene miedo de crear arte dado la falta de oportunidades?
Todes sentimos miedo. Lo esencial es trabajar en tus creaciones literarias, nutrirlas y editarlas. Podrán existir muchas reglas para escribir, pero muchas veces puedes crearte las tuyas, convertir tus visiones literarias en herramientas mágicas de las que, sin salir de tu imaginación, te puedan servir como guía y antorcha. Y lo importante es disfrutar el proceso en el que escribes. Los escenarios y la ambientación que eliges para escribir también lo son todo. Investigar convocatorias y acercarse a los colectivos literarios independientes son excelentes formas de incursionar en las creaciones literarias.

12. ¿Cuál ha sido el escenario para lxs artistas independientes en esta pandemia? ¿Cómo se puede bailar en el aislamiento?
La virtualidad como única alternativa para muchas personas y artistas no ha sido lo suficientemente justa ni cómoda. Sin embargo, es bello cuando descubres que hay proyectos que continúan adelante y que tiene la oportunidad de volver a la modalidad presencial. Como los bailarines profesionales de la obra Ningún Día, conformado por Cristi González, Caro Floyd, Dunia Rodríguez y Alexis H. Escalante, que han presentado su obra en diferentes espacios culturales de la Ciudad de Querétaro, y que ahora, mientras escribo esto, están teniendo mucho éxito presentándose en Puerto Vallarta. Un abrazo cariñoso para elles.

13. ¿Cuáles son tus proyectos futuros?
Quiero seguir creando video-poemas y posteriormente sacar mi poemario. También planeo organizar prácticas públicas de vogue y runway. Les recomiendo que lean y adquieran la Antololgía Poética de Méxicanos en Red, Capítulo Querétaro, en la que fui publicado junto con grandes autores locales y foráneos: https://www.instagram.com/p/CGS9FB8nzr4/.

14. ¿Qué palabras le dedicarías a los lectores de Teresa Magazine?
Con aprecio y ternura, les agradezco por haberme leído, ahora conocen un poco sobre mí. Recordemos que apoyar proyectos literarios como lo es Teresa Magazine, permite que sigan creciendo y reconociendo a más escritores independientes y sus trayectorias profesionales, de modo que sigan compartiendo y leyendo. Practiquen la meditación y escuchen a su corazón para despertar su ser vibrante y conectar con reinos tan maravillosos como el de los sueños y el de las creaciones personales.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *