La orilla

Orilla de arena gruesa,

caracolas frágiles de violáceos tenues,

conchillas partidas,

extenso manto de pedregullo.

Orilla de arena blanca tibia,

diminutas playas,

semillas que semejan caracoles,

matas de algas

entrelazadas que se acolchonan.

Orilla de vientos fríos,

que arrasan pensamientos,

acompañados por aromas

de vidas variadas y profundas.

Orilla de brisa suave,

envolvente, que adormece,

aromas tropicales

que endulzan los sentidos.

Orilla de mar verde oscuro,

reflejos amarronados,

oleaje embravecido,

salinidad intensa

que marca la boca.

Agua fría que eriza la piel.

Orilla de verdes aturquesados,

dulzor suave,

aguas cálidas que acunan placer,

olas danzantes,

alrededor de tu cuerpo.

Tras las orillas

distintas playas,

variables temperaturas,

diferentes sensaciones.

Tras las orillas,

los mismos sentidos,

las mismas emociones,

el mismo océano,

la misma agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *