Laura Aurora llegó de S-Cassiopeiae.

Desde el cybergoth, el hell-billy, los drag queens, hasta el bubblegoth, y el retro-futurismo, y sin ser partidaria de ninguna tribu urbana, Laura Aurora lleva años perfeccionando su look personal, experimentando con nuevos maquillajes, texturas y accesorios para dar vida a uno de los looks más exóticos que he visto en mi vida. Ella misma se define como artista Avant Garde. Yo creo que ella es un ser interestelar proveniente de la estrella S-Cassiopeiae.

Isaac Asimov y Tito Rodríguez estuvieron fascinados con el universo más allá de nuestro cielo azulado. Podían imaginar con facilidad todo tipo de seres espaciales con su respectiva cotidianidad: que si los marcianos bailaban, que si traían ya su celular con pantallas touch, que si provenían de Gaia y eran creados por androides, que si los androides se rebelaban, que los dioses celestes hablaban… infinito. Pero yo, alma mortal en este pequeño planeta, cuando vi el impresionante look astral estelar de Laura Aurora, quedé impresionada con su impecable resplandor plateado, adornado con unos dreadlooks morados, un ojo metálico turquesa y unas plataformas góticas. Lo primero que se me vino a la mente fue Landaree, la robot humanoide de Solaria, y los hijos de los hijos de mis hijos yendo a la primaria con sus mochilas voladoras, leyendo el cómic de Old World en tabletas transparentes del tamaño de sus pupilas, comiendo papillas de macha hidrógenadas mientras yo, resguardada en una caja de cristal, desdoblada en forma de holograma, vivo en una especie de vida artificial gracias a una aplicación que es capaz de hacerme conversar por medio de una serie de algoritmos que leen mis recuerdos.  Tal vez mi proyección al futuro fuera un poco exagerada, pero es el tipo de respuesta que suele generar una estética tan elaborada como la de Laura Aurora.

Originaria de Francia, Laura se levanta todos los días con una idea distinta en la cabeza. Su creatividad no tiene límites y, frente el espejo que adorna su pasillo, revisa con cuidado su rostro para delinear su próxima creación. Cada día es un reto distinto. Laura Aurora es en sí misma un complejo y atractivo lienzo lleno de neones, glitters, morados espaciales y verdes marcianos, punketeros y kawaii, que se mezclan entre sí para dar vida a los looks más únicos, creativos y originales que he visto en mi vida.

Uno podría pensar que Laura Aurora es partidaria de una de las miles de tribus urbanas que hay en el planeta. Las tribus urbanas son más frecuentes en grandes metrópolis, donde las personas están sujetas a una serie de reglas, tiempos y dinámicas que los convierte en sujetos de alienación y aislamiento. Es así que las tribus crean una cultura de mayor cohesión, donde sus miembros están unidos por una serie de ideologías, modas, intereses y pensamientos. Sin embargo, Laura Aurora, creó su estilo a partir de una necesidad personal de expresión creativa, en las mediaciones de una pequeña ciudad francesa. Sus influencias han sido varias, determinando el mapa de su apariencia única, producto de un proceso creativo en evolución, como si se tratara de una especie de mariposa camaleónica que acepta y rechaza elementos de su entorno, para crear alas con nuevos colores y antenas con nuevas formas.

Seres como ella hay pocos en nuestro universo. Salen a la calle sin la preocupación diaria de tener miedo a las miradas curiosas de los transeúntes. Sin amedrentarse ante la discriminación hacia aquellas mujeres que se atreven a romper con el status quo y los roles predeterminados. Pese a todo eso, Laura Aurora ha logrado demostrar que a la gente le gusta lo diferente. La fantasía, el atrevimiento, los colores y la creatividad, atomizan el parapeto del miedo, del sobresalto y la sorpresa. Lo desconocido se vuelve excepcional, único.

Por esa misma razón, decidí contactar a Laura, para que en sus propias palabras (si es que tenía la oportunidad de poder hablar con ella) me compartiera un poco de sus ideas sobre la moda, vista como un espacio de experimentación social. Para mi sorpresa, el día que la contacté para solicitarle una entrevista, fue grato comprobar que era una humana, bastante gentil, y no una hermosa ciborg sacada de algún manga futurístico. Con una simplicidad refinada y educada (quizás sí sea un androide: correcto y diplomático) accedió a responder a un par de preguntas, las cuales, advierto, no serán suficientes para poder conocer a profundidad su inmerso universo, pero sí para acércanos a conocer un poco de su sofisticado arte.

Laura, ¿de dónde eres? Dime, cuál es tu recuerdo de infancia más temprano.

Soy de Nueva Jersey; una pequeña isla muy cerca de Francia. He visitado Alemania dos veces, pero nunca he vivido ahí.

Mi recuerdo más temprano de infancia es mi mamá trayendo un cordero a la escuela. Crecí en una granja, razón por la cual ahora no consumo productos de origen animal.

¿Cómo nació tu look?

Siempre he sido muy creativa y he seguido con mi propio sentido personal de moda. Me atrae lo inusual, lo colorido y atrevido. Me he expresado a través de mi apariencia desde que comencé a comprar mi propia ropa. Comencé como un metalhead, por lo tanto la música metal se ve reflejada en mi estilo cuando incorporo elementos como playeras o prints de camuflaje.

¿Quién o qué te inspira para crear tu look y por qué?

Mis primeras inspiraciones provinieron de revistas de tatuajes. Solía recortar fotografías de mujeres con el cabello lleno de color y un maquillaje realmente creativo para organizarlas en mi scrap book. Deseaba verme algún día tal como los personajes de mis recortes. Amo la actitud de los retratos atrevidos. La iniciativa, la convicción y la confianza en uno mismo, hacen que el look parezca como creado sin esfuerzo alguno. Desde entonces, encontré inspiración en el punk, en el cybergoth, bubblegoth, en el hell-billy, rivet-head, retro-futurismo, en los drag queens, en la música industrial, el arte Avant garde y demás elementos, y por supuesto, en mi color favorito: el color morado.

¿Qué es lo que encuentras más emocionante en tu vestimenta?

Me gusta que todo mi vestuario es muy variado, como extremos y contrarios que trabajan juntos. Hay maneras infinitas de combinar los accesorios y los atuendos. Por ejemplo, se puede usar el mismo vestido con diferentes accesorios de colores y de esta forma crear diferentes atuendos con la misma pieza.

¿Cómo describirías tu estilo?

Me inspiro en diferentes tendencias, estilos y subculturas para crear lo mío, así que me parece que no encajo fácilmente en alguna etiqueta. Yo creo que Avant Garde sería lo más adecuado.

¿Alguna vez te has sentido incómoda caminando por las calles?

No, al contrario, totalmente lo opuesto. Siento que soy la mejor versión de mí misma cuando llevo un estilo en el cual he logrado todo lo que me propuse. Tener la libertad de expresar tu autenticidad libremente y en plenitud es realmente motivante.

¿Qué es lo que muestra la moda actual en nuestras vidas diarias?

La moda actual es rápida y desechable, por lo tanto, no creo que sea algo positivo. Existe una cultura de cambiar tus prendas cada temporada para fomentar más el consumismo. Yo prefiero combinar todo mi guardaropa y accesorios existentes, reciclar y comprar ropa de segunda mano. Algunas de mis prendas favoritas provienen de tiendas de caridad. Cuando tienes tu propio estilo no hay necesidad de seguir las tendencias de los grandes almacenes.

¿Crees que nuestros atuendos podrían ser una especie de armadura medieval?

Si lo dices pensando en la armadura como en una especie metáfora de tener autoestima, entonces, claro que sí. 

¿Qué te depara el futuro?

Actualmente estoy muy contenta con mis logros y no busco otros proyectos. Seguiré jugando con mi look y creciendo como artista, sin embargo, actualmente trabajo como Directora en una organización sin fines de lucro.

¿Has probado un verdadero taco mexicano?

No estoy segura de cómo sea un verdadero taco mexicano, pero sí disfruto mucho de la comida Mexicana ya que es fácil de adaptar a la comida vegetariana. 

Si pudieras darle un consejo a alguien. ¿Cuál sería?

Si piensas que no hay gente que piensa como tú, sal y busca amigos en línea. Hacer amigos en redes sociales me ayudó a lidiar con el hecho de vivir en una comunidad muy pequeña antes de que me mudara a Londres. Comenzar un blog es una muy buena manera de encontrar personas interesantes y afines a tus intereses. A mí me encanta tener mi blog y contar en retrospectiva la evolución de mi estilo y mis looks favoritos. Si te cuesta lidiar con tu autoestima cuando quieres usar algún atuendo determinado en la calle, practica en tu casa antes de salir. La gente va a mirar siempre, así que ¡déjalos que miren! Se auténtico contigo mismo, eso es más importante, pero cuídate. Todo lo que hagas debe ser seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *