Tiempo de lectura aprox: 18 segundos

¿Qué será lo que pisan sus tenis?, ¿algún fragmento de tubería podrida, o un hueso olvidado por exhumador y bien sujeto a la tierra, entre las raíces de los árboles?

¡Esa maña suya de acortar el camino a casa entre las tumbas!  Todos los días entra por un hueco de la muralla y sale antes de la fosa común, tan blanca de cal que incluso en esta noche de tormenta puede verla allá a lo lejos, como gigantesco y nebuloso punto de penalty.

El futuro huésped de esta fosa inundada seguro entenderá su atrevimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *