Una colaboración de La Pandemia de la Desinformación.

1.- Quédate en casa (solo si tienes el privilegio de poder hacer tu trabajo a distancia).

2.- Ahora que estás en tu hogar, usa ese tiempo para aprender cosas nuevas, muchas cosas nuevas: has cursos en línea, inscríbete a webinars, sigue transmisiones en vivo, ve tutoriales, usa apps. ¡Hay todo un mundo de posibilidades!

3.- Trabaja en tu desarrollo personal, aliméntate sanamente, haz ejercicio, pasa tiempo de calidad con tu familia, practica yoga, medita, abre los chacras, alcanza el nirvana.

4.- Como tienes mucho tiempo libre, úsalo para descansar: es esencial para tener una buena salud.

5.- Mantente comunicado con tus amigos, familiares y pareja. Haz videollamadas por Zoom, Skype, Houseparty, Facebook, WhatsApp, Instagram, Google Dúo. Todos estamos en casa, tenemos internet y nuestros dispositivos a la mano, si no te contestan es porque no quieren hablar contigo, o tal vez están haciendo ejercicio, meditando, estudiando un webinar, haciendo algún curso en línea, etc.  Ya sabes, hay mucho tiempo libre.

6.- Si estás soltero, este es tu momento. Usa la tecnología para conocer mucha gente alrededor del mundo. Todos estamos en casa.

7.- Olvidaba mencionar que debes continuar haciendo tu trabajo o estudiar a distancia. Lo bueno es que todos estamos en casa y hay mucho tiempo libre.

8.- En este punto, ya debiste haberte dado cuenta de que quedarte en casa no es tan sencillo como suena, y que tal vez no tienes tanto tiempo libre como pensabas.

9.- Si tienes insomnio o estás subiendo de peso, recuerda que es es normal. Todos estamos en casa debido a una crisis mundial que amenaza nuestras vidas. Y como se ha dicho, no tenemos tanto tiempo libre como pensábamos.

10.- Es momento de permitirnos sentir emociones nada placenteras. A muchos no nos han enseñado a manejar nuestras emociones, así que puede ser que entres en pánico. Estamos todos en casa, por lo que nadie verá tu deplorable estado de ánimo y físico.

11.- El chocolate y el helado ayudan a sentirse un poco mejor. Es como cuando tu ex terminó contigo por teléfono luego de cuatro años de estar juntos. La ventaja es que ahora no tienes que salir todos los días a interactuar con los demás y fingir que todo está bien.

12.- ¡Vamos por buen camino! Has sentido ya todas esas emociones “negativas”, ahora las puedes reconocer. Seguirás sintiéndote miserable, así es que es mejor aceptarlas.

13.- Este paso es crucial, necesitamos separar las emociones de la realidad. Es un trabajo complicado porque es fácil confundirse, pero vale la pena hacer el esfuerzo. Todos estamos sintiendo algo parecido así que podemos desahogarnos con confianza.

14.- Ahora que ya eres un ser supremo en el manejo de tus emociones, puedes ver esta crisis como una lección más en la vida.

15.- Si no vez la crisis como un aprendizaje, al menos puedes presumir en redes sociales que eres un ser intelectual que entiende la complejidad del problema y no te domina el miedo.

16.- Cuando todo regrese a la “normalidad”, serás un ente que se ha transformado y entiende cuales son las cosas verdaderamente importantes en la vida. Corre a abrazar a tus seres queridos.

17.- Si tienes hijos, lamento informarte que las clases comienzan dentro de un mes y medio.

18.- Si eres tesista nada cambiará, seguirás encerrado trabajando en tu investigación.

19.- ¡Es tiempo de amar, comer y rezar! Ya nada te detendrá para vivir una vida plena.

20.- Omite todos los puntos anteriores, la realidad es que cada uno está lidiando con esta crisis mundial como puede.

Como escribió Antonio Machado: “Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasara haciendo caminos sobre el mar. Así es que haz lo mejor que puedas que con eso es suficiente.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *