Pandemia: Tres poemas

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 57 segundos

Despierto un día
Sentada con ojos puestos en mi balcón,
Escucho sonidos y rumores en mi televisión,
De pronto despierto un día y veo la vida pasar,
Qué pasa, qué sucede, me pregunto.
Gritos se escuchan sin parar.

Despierto un día desde lejos, veo la gente pasar
Pero cada día se acercaba más,
Y mi corazón latía sin parar ni dejar de sollozar,
Imágenes en pantalla sin poderla tocar
Que reflejan las vidas que poco a poco se van.

Despierto un día y te he visto como un tornado:
Silenciosa como un espíritu del mal, así
Invisible te quieres apoderar de la tierra,
Que no deja de rezar por la vida que puede pasar.

No agilices tu paso, no podrás alcanzar,
Aquí vive gente del bien no del mal.
Tranquila, regresa por donde viniste,
No podrás encontrar una alma
Que quiera dejar de existir respirar y vivir.

Despierto un día y no lo puedo soportar,
Sentada me quiero quedar, continuar pensando
Que todo pasará, que esto se puede acabar
Y que algún día me puedo volver a despertar
En el día que nunca empezó esta obra de teatro: la obra del mal.


 

No podrás ganar
¿Qué te crees? Nos quitas, nos pones.
Donde quiera que vas
Nosotros tenemos
Algo que tú nunca tendrás:

Ese abrazo fraterno desde lejos
Cuando tú no estás.
Esa llamada de un te quiero
Donde tú no escucharas.

¿Qué te crees pandemia?
¿Que nos puedes retar? Hay algo que nunca tendrás:
Ese amor infinito por la gente que se va
Que miras callada sin poder sollozar.

¿Qué te crees que siempre estarás?
Nunca nadie nos podrás separar,
Es algo que tú no puedes controlar:
Un amigo, familia, siempre estarán,
Unidos en encierro la puerta te cerrarán.


 

¿Qué vendrá?
¿Qué vendrá? Me desperté pensando a media noche,
Después de esta pandemia ¿qué seguirá?
Ver la vida como antes no podrá continuar,
Nada podrá ser nunca igual.

¿Qué vendrá? Tu alma y tu vida tendrás que cambiar.
¿O quieres continuar con la misma basura que cargas,
Que arrastras sin dudar? El miedo te puede cambiar,
Hacerte sentir el dolor de los demás.

¿Qué vendrá, me pregunto, más allá del umbral? 
Un reparo del tiempo, un estruendo total.
La llamada de auxilió del hermano que se va.
La noticia que esto crece cada día más.

¿Qué vendrá? Una lluvia que te dice podrás continuar.
El desvelo lo que miras no te deja ni soñar,
Esa noche tan oscura como el fondo del mar,
Ya no piensas, ya no sabes, lo que sientes: un palpitar.

¿Qué vendrá? Latidos del alma que te pueden cambiar.
La persona que eres podrás suplantar 
Por otra que tiene el alma para dar,
A todo el que no tiene le podrás regalar.

¿Qué vendrá desde lejos aquel que se fue y regresa ya?
Con sueños y anhelos que dejó atrás, 
Con anhelos y ganas de volver a empezar
Te quedas seguro, no te puedes confiar.

¿Qué vendrá en tu vida, te puedes imaginar?
Los lagos, los mares más limpios se verán,
Ballenas y peces podrán ya nadar, en mares
Tan limpios como espuma del mar.

Que vendrá cantares de pájaros de alegría sin parar
Al ver a la selva volver a respirar alegre despierta
Sin árboles talar, y el fuego y las llamas no caminarán
Porqué el hombre en su casa se tiene que quedar.

Que vendrá pregunto segura que algo cambiará
Tu vida y la mía se pueden enlazar de amor y de paz
Para contagiar a este mundo que no deja de llamar
Al hombre con gritos es hora de abrazar.

 

Un comentario sobre “Pandemia: Tres poemas”

  1. Son poemas de reflexión,¿ qué pasará con esta pandemia,? sólo y es seguro llegará la incertidumbre como resorte para el cambio, será positivo o negativo no se sabe, pero los poemas de María Lourdes nos dan unas gotitas de esperanza.
    Enhorabuena poeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *