Popurrí

LO SECRETO

Nadie sabe
la magnitud
de
lo
pro-
fun-
do.

Allá en lo hondo
navegando con los peces y cometas
cerca de Plutón y del océano catártico
cerca de la palabra lejos.

Allá
en
lo
pro-
fun-
do
canta Chavela Vargas una canción
Frida con sus desiertos me hace sentir menos

 

s o l e d a d .

Una cicatriz me devuelve la cura
la locura me da la espalda como nunca.
En
lo
pro-
fun-
do
de mi corazón los latidos
volvieron a su ritmo normal.
Las ficciones que escribo se tornan realidad.
La imaginación no es un arma
sino un simple
cantar
al día
al pájaro que se va.

En
las cercanías de
lo
pro-
fun-
do
mi tono de voz volvió a ser el mismo
canto una canción y no se me revuelve el estómago.
No tengo que empezar de nuevo.
Leo poemas por diversión.
No me dejo abandonada allá
a lo lejos.

No me pierdo.
Ya no.

En
lo
pro-
fun-
do
soy quien no puedo ser
porque esta magnitud tiene resumida mi vida en tres sílabas
y las pronuncio con dolor maduro:
pro-
fun-
do.

Soy la chica más hermosa y segura del mundo
en los reversos de lo profundo.

Me río como un río eterno
ja ja ja ja ja ja XD.
Puedo quedarme más de tres minutos hablando con alguien
y concentrándome en las pupilas de ese alguien.

Puedo quedarme
sin sentir que un disparo me hace volar los ojos.
A d ó n d e s e v a n
que no pueden quedarse acá.

Miro la pared y veo más
siempre veo más
por qué veo más
por qué siempre hay más.

¿Por qué
tanta
profundidad?


LA VELOCIDAD A VECES ES UNA FORMA DE PROTECCIÓN

Lavelocidadavecesesunaformadeprotección.
Y como voy rápido,
veloz
nada me daña
escaporápidodelosdiálogos
nadie me ama.
Nopuedotengotodaslashorasocupadas.
Este poema no nació así en mi cerebro
en mi cerebro no estoy tan equivocada.
Doy vuelta la página de mi diario
tan
pero
tan
des-pa-cio
que el recuerdo no me daña.
No me atoro con las tortas
y sé disfrutar de un atardecer
soy paciente como monja en mitad de un rosario
quién diría que la salvación divina
llevaría tanto
tiempo
rezando
por favor Dios”.

En mi cerebro soy virtud
y
no
el mismo diablo.
Aveceslavelocidadesunaformadeprotección.
Dios quiere que vaya lento
que piense bien las oraciones.
Todavía tengo mucho tiempo.
Entonces, medito.

Tendría que meditar
mil veranos posados en mi boca
para sentirme esperada
y no
de-
ses-
pe-
ra-
da.
Cortante y llevada por la mismísima cachetada.

Y cada día escribiré un poema
mejor que el anterior
para besarme las penas
el corazón vuelto tambor
las zapatillas vueltas flecha.

No se imaginen
ni lo piensen, no soy Cupido.

Soy la Venus de Milo
sin brazos
y con la boca hambrienta
por esperarlos de vuelta.

Lavelocidadavecesesunaformadeprotección.
No le temo a nada en particular
simplemente estoy llena de miedo
y cansada de imaginar escenarios
ca-
tas-
tró-
fi-
cos
donde me caigo y me rompo en mil pedazos.

Aveceslavelocidadesunaformadeprotección.
Y sin embargo
luego de tener dolores de cabeza
parecidos a la eternidad
levanto los ojos
los levanto
des-pa-cio.

Miro a mi alrededor.
Hay ojos que no me hacen daño.
Hay todavía una niña que me saluda
sin decirme por qué me saluda.
Es una niña desconocida y me saluda.

Y yo
en medio de la confusión
felizmente
la saludo.

Sin decir por qué
la saludo.
No la conozco y la saludo.


UNA CHICA CONTRA EL MUNDO Y A FAVOR DE VOS

El mundo
esa puerta abierta a la pregunta eterna.
Poblado de autos, gente y selvas amazónicas
ardiendo.
El mundo
un banco en el que siempre dudé en poner mis esperanzas.
Mi sonrisa de niña
mis manos lavadas.

Mi boca muerde tostadas
canta canciones y grita cuando las cosas no salen
como lo esperaba.

El mundo
siempre fue un lugar inseguro
siempre fue el vértigo de no saber adónde ir
y sentirme perdida, agobiada, fusilada.
Sola.
Eternamente sola en un mundo que escupe rabia
cada mañana.

Siempre nos sobraron las palabras
por eso me quedaba sin aire.
Siempre nos faltaron las palabras
por eso me quedaba sin aire.
Sin importar la razón
me quedaba sin aire.
El mundo, ese lugar inseguro,
ese vértigo interminable
se tragó mis lágrimas, mis pataletas,
mis llamadas desesperadas
por pensar el amor, la caricia, el beso sobre la mejilla.
Desesperada por pensar en algo que no fuera sólo falta.

Y ahora
sólo ahora
ahora que conozco tu calor,
tus brazos rodeando mi cuerpo
ahora que ellos están me siento a salvo en tanto caos
en tanto desvelo,
en tanto insomnio tengo tu número de teléfono,
en tanto desastre tu pelo me invita a jugar como si no hubiera nada más.

Tu abrazo se vuelve
el único sitio donde
no hace falta hacer tanto barullo para ser alguien
y puedo respirar hondo, sonreír desde tu hombro y seguir.

Y ahora
el vértigo se vuelve ansiedad por verte
por volver a ese sitio seguro del ¿cómo estás? y que todo fluya bien.
Tomo unas palabras de mi tintero
y te tiro unas líneas nuevas para verte sonreír de nuevo.
Siempre es verte sonreír de nuevo,
no me canso de ello.
Ahora no sólo pienso el amor, la caricia, el beso sobre la mejilla.
Ahora tenemos todo eso,
ahora no me pueblan sólo pesadillas sino lindos sueños.
Ahora puedo derrotarlo todo
me siento invencible cuando me das uno de tus besos.
Ahora no hay mundo que pueda derribar mi carne y mis huesos.

Y si estoy muy irreconocible es porque pude poner mis esperanzas en este planeta.
Y si por ahí la gente te pregunta quién soy
deciles simplemente que soy yo
una chica contra el mundo desde las trincheras del amor.


CHICA QUE ESCRIBE POEMAS

Quién soy cuando voy en el micro hacia ningún sitio.
Y quién soy cuando miro a alguien a los ojos
Y quién cuando se apagan las luces del teatro.
Y quién a las cuatro
y quién a las diez.
Quién soy cuando deposito dinero en el banco
y quién cuando lloro a escondidas en el baño.

Quién cuando me escapo de cursar.
Y quién cuando camino con un café en la mano por las calles de la ciudad.
Quiero habitar todas las esquinas
pero quién soy cuando todas las partes divinas
de mi ser juegan a las escondidas.

Y quién soy cuando respiro bien
y quién cuando respiro mal.
Quién cuando corro desesperada por la plaza
quién cuando armo esta poesía romántica.

Quién soy
cuando llego a casa.
Y sé que la casa
es una construcción subjetiva
que se vuelve sensación de calma.
Quién soy
cuando destrocé sin querer la casa.

Y a dónde llego
si no llego a la calma.
Creo sentir la respuesta.

Soy una chica que escribe poemas
pero no soy simplemente
simplemente una chica
una chica con todas las letras
una chica que escribe poemas
con lapiceras color rosa y el aliento sabor a fresa.
Existo de forma
com- ple-ja
de igual manera

hay una certeza que me devuelve la paz:

No importan los riesgos
los riesgos que tenga que tomar
porque al final
todo se transformará en poesía.
Y mi ser podrá descansar en las palabras escritas.
Podrá descansar de las preguntas
sabrá que fue algo, efectivamente fue algo
aunque siempre pareciera no serlo
aunque el misterio siempre haya estado dando vueltas
era.

Existió sobre este pedazo de tierra
habitó todas las esquinas
y vistió todas las remeras.
Trató de aniquilar la normalidad en cada poema.
Trató de ser algo más que sólo

 

materia.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *