Mírame, pues no sé cómo mirarte primero,

Y extender mis sueños ante tus manos,

Encontrando historias dentro de nuestras historias,

Rimando cielos en nuestros anhelos,

Para que puedas mirarme,

Pues no sé cómo mirarte primero.

 

En tu iris cantarían las golondrinas,

Deseando ser carpinteros para talar una vida,

O una escalera hacia tu sangre.

Se esfuman las brazas entre cenizas futuras,

Y no lograré enamorarme,

Hasta que puedas mirarme primero.

Entonces el tiempo avanzará,

Y sólo Dios sabe lo que a y yo nos ha de esperar.

One thought on ““Sin Título””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *