Novedosa poesía inédita,

renacida blanca lírica.

Estallido en la garganta

de esta poetisa,

sonido de una voz

en secretas claves,

signos encriptados

que dicen lo indecible

y filtran ideas elevándolas,

sin restricciones intelectuales,

que no coarta a mortales.

Con temeridad en el papel,

expresando un azaroso mundo

en íntima realidad

e inexpugnable tránsito.

Conceptos y concepciones

que gestan todo lo nuevo,

lo renovado y creado.

Y advierte la poetisa

en perfilada estética,

que es toda su condición.

Una búsqueda constante

para musitar los versos

y que liguen, celebren, bailen,

tan claro y desordenado

como este moderno tiempo.

En rebeldía rebelde,

y sin ataduras atadas,

con amarras ya cortadas

y sin la tradición buscada.

Así resucite la libertad

que lo establecido ha parido,

fuera de métricas sometidas

por anquilosados puristas,

que juzgan musas obtusas.

Romper el canon establecido

en mi lengua manifiesto,

es imprevisible el juego

y crea nuevos adeptos,

que mueven arte

y no se instala,

sólo se posa y traslada,

son fluctuantes medidas

en un Sol de espontaneidad,

que esclarece la natura,

que lírico discurso impugna.

No es errático modelo

pues es maestría la música,

esencia de la humanidad

con aciertos y pecar,

que concentra en la palabra

en un sano vigor mental,

conciliando cotidiano

con elitista y sensual,

Y marida lo intuitivo

desdoblándolo en metáfora,

en visiones constructivas

que flotan todas aladas,

sobre un mar de puntuaciones,

de signos y de oraciones

en una columna versal.

Así se expande este orbe

De implícita novedad,

Y construye nuevos ritmos

de aspiración cultural.

Nuevos códigos son sólo,

catárticos, transfiguradores,

con máxima autonomía

e imaginación figural.

La pujanza de estos metros

ya debieran aceptar,

excluyentes no lo son

y te invitan a viajar,

a un léxico virtuoso,

con íntimo espacio sin par,

de homofonías sin desorden

dispuestas en horizontal,

concordia pacífica y musical

que alza el ímpetu rapsódico

Y reconcilia poeticidad.

2 thoughts on “Tiempos de libertad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *