Laberintos del subsuelo

Acero oxidado y metal mal ensamblado, un hálito de cansancio por cada rodada, cada día, cada estación. Es como tener metástasis en todas las articulaciones sin seguro médico. Vibraciones sintiéndose en cada centímetro del vagón, en los tornillos mal ensamblados, las opacas ventanas, la lata de coca-cola rodando por el Seguir leyendo…

Tiempos fascistas, ¿cómo son?

En las espacialidades fascistas, todo transcurre como si se tratara del mejor de los mundos posibles. Es el reino de la mac donalización y la disneylandización de la sociedad que denunciara Galeano (1996), la espectacularización de la sociedad, a decir de Guy Debbord (1967). La limpieza, la pulcritud, el orden Seguir leyendo…

Demasiado ruido

—Demasiado ruido —dijo ella, sobresaltada por otra detonación— Despertarán al niño.—Volvamos al camino —propuso él. —No todavía —objetó ella—. Recuerda que esperamos visitas. Vieron resplandecer el cielo de oriente. A contraluz se recortaron tres siluetas. Las vieron acercarse, detenerse, atar sus camellos, entrar al pesebre. Traían ofrendas, las depositaron en Seguir leyendo…

Como un espectáculo atroz

En umbría, cuando hay desconcierto, los hombres, corren detrás de ambiciones alocadas,ellos se exceden en busca de famas superfluas; perdidos como unos obnubilados, traman sus engaños exabruptos,allá en el palacio de los telones,donde hay impureza, presentan sus raras tragicomedias; recubiertos con sus disfraces,sueltan una variedad de muecas,para empoderarse de lo Seguir leyendo…

Letras insomnes para una mujer dormida

Debí haberle dedicado mis escritos a ella desde hace tiempo, me hubiese ahorrado tantos poemas sin destinatario. Las palabras para nadie siempre son para alguien, solo que no sabemos para quién. Yo no sabía que eran para ella, de hecho, sigo sin saberlo; y a pesar de eso, cuando decidí Seguir leyendo…

Noche de paz

-Hoy es una fecha muy especial, capitán, el día en que el niño vino al mundo- dijo el insectoide. -¿Ya pasó otro año? -preguntó el capitán resignado-.  No pensarás contarme la historia de nuevo… Ignorando el pedido, el insectoide comenzó su relato: -Luego de mucho buscar, el operador consiguió por Seguir leyendo…

Carta en Navidad

No quiero grandes terremotos ni violentas olas. No quiero el cielo más oscuro, con manchas, sin estrellas. No quiero ese gas que emana desde lo más profundo y putrefacto bajo mis pies descalzos. No quiero soledad y restos de personas, mirándose unos a otros bajo el silencio pleno de la Seguir leyendo…