Un poema sobre la pandemia

Nos cuidaron, y también a nuestros hijos. Nos vistieron, con jerséis tiernamente tricotados. No olvidaron, el estruendo de los bombardeos. No disfrutaron, la Guerra les robó sus sueños. Callaron, por temor a represalias. Nunca lloraron, su corazón tejido de duras tripas… No querían jubilarse, ¿Cómo entender la vida sin trabajar? Seguir leyendo…