Poesía 

Soledad

Tarde a tarde me acompañas con tu ropaje parduzco, inquieta cicatriz asfixiante, presagio desterrado, huésped náufrago que reptas sepulcralmente y te demoras en mis anhelos sin rostro, que aniquilas en salmuera. Y presurosa me convidas a sorbos ese sabor a cobre, en el café que me sirves con tus manos temblorosas, y lo bebo con esa mitigante lentitud convicta. Tejemos juntos en vigilia, los bordes de una silueta nos embriagamos ajenos uno del otro, y te disgregas a hurtadillas cuando me sumerjo en esa amnesia temporal que me corrompe, para…

Leer más...
Cuento 

El amor en los tiempos del coronavirus

Una colaboración de La Pandemia de la Desinformación. “… tenía el pulso tenue, la respiración arenosa y los sudores pálidos de los moribundos. Pero el examen le reveló que no tenía fiebre, ni dolor en ninguna parte, y lo único concreto que sentía era una necesidad urgente de morir. Le bastó con un interrogatorio insidioso, primero a él y después a la madre, para comprobar una vez más que los síntomas del amor son los mismos del cólera.” – Gabriel García Márquez Recuerdo la primera vez que te vi. Era…

Leer más...