Centauro tímido

A Javier Lizárraga Que el reloj y su pulcritudcontemplen las virtudesque curvan el destinocuando apareces. Fantasía germinanteenredándose en mipsique. Inquietud constanteque manacuando hablo de ti,de tu nombre,de tu frente,de la única vezque me recostéen tu vientre. Y de ese cariñoextrañoque ofrecescuando abrazasy sueltas. Abrazas              Seguir leyendo…