Poesía 

«Sin Título»

Mírame, pues no sé cómo mirarte primero, Y extender mis sueños ante tus manos, Encontrando historias dentro de nuestras historias, Rimando cielos en nuestros anhelos, Para que puedas mirarme, Pues no sé cómo mirarte primero.   En tu iris cantarían las golondrinas, Deseando ser carpinteros para talar una vida, O una escalera hacia tu sangre. Se esfuman las brazas entre cenizas futuras, Y no lograré enamorarme, Hasta que puedas mirarme primero. Entonces el tiempo avanzará, Y sólo Dios sabe lo que a tú y yo nos ha de esperar. Jesús…

Leer más...
Poesía 

Era hora de despertar…

Escribí el último verso de este poemacon las caries que le arranqué de los dientes a un psicópata. Entonces en las yemas de mis dedos un silbido se encarnóy la locura me consumió más allá de la miseria… Lo siguiente que escribí; fue un grito prolongadosalido de la garganta de los condenados. Me estremezco al recordar los insectosque habitaban en lo más profundo de mi cerebro. En mi cráneo; las mariposas y los paquidermosencontraron su veneno. En los tugurios miserables;mi abnegación consumió mis fosas nasalesy el árbol antinatural e inhumano…

Leer más...
Cuento 

A mi amiga Teresa la matan el 18 de septiembre

Estoy sosteniendo el periódico con ambas manos: por más que mis ojos se abren y observo con claridad las letras rojas del encabezado en la primera plana, no consigo creerlo. Mi mente pronto se dispara con imágenes suyas: la recuerdo, sus ojos violetas, la recuerdo, su pelo profundamente negro, la recuerdo, su piel morena en ese vestido de bazar, su sonrisa de alienígena y esos movimientos hipnóticos cuando anoche (carajo, apenas anoche…) bailaba en el centro de la pista. No consigo creerlo. Estoy sosteniendo el periódico con ambas manos. Mi…

Leer más...