Rojo Córdova: Verso Poderoso

Me suda el cuello. La penumbra del bar apenas ilumina el rostro del participante que frenéticamente desliza su voz en el oído de los presentes. Escucho con claridad cada una de sus palabras y su lexía resuena en lo más íntimo de mi ser. Siento que quiero salir a la Seguir leyendo…