Antlers: un homenaje fílmico para Algernon Blackwood

2 0
Read Time:4 Minute, 21 Second

Algernon Henry Blackwood (1869-1951), fue uno de los maestros contemporáneos del horror, según el ensayo El horror sobrenatural en la literatura (1927) de H.P. Lovecraft. En su narrativa se atisban ya, trazos nítidos de eso que después se llamaría “horror cósmico”; la pequeñez de la humanidad, la vastedad de un universo frío y hostil, lo absurdo de la existencia y el peligro de ser devorados por entes alienígenas o inter-dimensionales, para los que seríamos como hormigas.

Sus obras emanan un miedo a la naturaleza; a lo desconocido en esas fuerzas que se esconden en los tenebrosos bosques y amplios mares, en las altas montañas y en los desolados desiertos. Entre sus relatos más acabados, El Wendigo destaca por su historia sólida y oscura, en donde un grupo de excursionistas se encuentran en los ingentes bosques de Canadá, entre la soledad de la naturaleza, y tienen que enfrentarse a una fuerza antigua, que los nativos del lugar conocen bien:

“No es posible describir honradamente aquella caricatura fantasmal, aquella parodia de la imagen de Défago. Conservaba algún vestigio espantoso y remoto de su aspecto anterior. Simpson afirma que el rostro era más animal que humano, que los rasgos se le habían contraído en proporciones dislocadas. La piel, flácida y colgante como si hubiera sido sometido a presiones y tensiones físicas, le recordaba vagamente una de esas vejigas con una cara pintada que cambia de expresión a medida que la van inflando y que, al desinflarse, emiten un sonido quejumbroso y débil como un sollozo”.

Gracias al escritor inglés, la criatura conocida como Wendigo, se ha colado en un sinfín de adaptaciones, de libros y películas, que tienen que ver tanto con el canibalismo, como con lo sobrenatural. En esta ocasión, el director americano Scott Cooper, con Guillermo del Toro como productor, nos entrega la película Antlers, “Cornamentas”, o “Espíritus oscuros” como se le llamó aquí en México, del 2021. En donde realiza una revisión del mito, e intenta crear una historia que retome tanto las historias de los nativos, como lo escrito por Blackwood.

El film está basado en la historia de uno de los guionistas, Nick Antosca, The quiet boy, y nos cuenta la historia de un pequeño pueblo perdido entre las heladas montañas de Oregón, en los Estados Unidos, en donde Frank Weaver tiene un laboratorio para fabricar drogas ilegales, y para que no lo encuentren, lo ha establecido en una mina abandonada. Su pequeño hijo Aiden lo acompaña, pues el mayor, Lucas, está en la escuela. “Algo” saldrá de la mina y desde entonces, todo cambiará para siempre.

Julia Meadows, protagonizada por Keri Russel (Felicity y Dark skies), maestra de la primaria del pueblo y hermana del Sheriff, Paul, protagonizado por Jesse Plemons (Black mirror, The master), sospecha que algo ocurre cuando comienza a analizar con detenimiento el comportamiento y los dibujos aterradores de Lucas. Poco a poco, la trama nos llevará por los oscuros caminos del folk nativo, hasta los traumas irreversibles de cada personaje.

Algo se esconde en la casa de Lucas, algo que él alimenta y esconde, un oscuro secreto que lo aterra y que amenaza con salirse de control en cualquier momento.

Puntos a Favor:

  • Retoma de manera sutil e interesante la mitología de los nativos americanos, tema que también podemos advertir en la obra de Blackwood. El actor Graham Green, quien forma parte de la nación Oneida de Ontario Canadá (Dances with wolves), interpreta a uno de los indígenas que quedan en la región, y es quien les advierte que es el espíritu del bosque al que enfrentan, el Wendigo.
  • La metáfora del monstruo, que a fin de cuentas somos nosotros mismos, es manejada a la par del terror sobrenatural de manera extraordinaria. Por un lado, Lucas está solo, cuidando al padre (enfermo) y a su hermano pequeño, que en verdad es como cuidar a unos drogadictos, con todo lo que eso implica. Y por el otro lado, los recuerdos atormentadores que invaden a Julia y a su hermano Paul, sobre todo el daño que su padre le hizo, nos mostrará que enfrentarse a los monstruos y terrores del bosque tal vez sea más fácil que enfrentarse a los secretos del pasado.
  • Por último, la construcción de los efectos especiales es bastante buena, y me gustó como presentan al ser de los bosques, ya que por alguna razón, al Wendigo casi siempre se le ha relacionado con los venados, como seres poderosos y naturales. Las cornamentas son un objeto muy utilizado en el horror folk, recordemos la serie True detective, en su primera temporada.

Me parece que es un film que intenta presentar una historia sobre el aislamiento, no solo geográfico, sino psicológico y emocional. Encontrar la idea del horror que los humanos nos provocamos unos a otros, escondido detrás de una historia de espíritus y entes de los bosques, es sin duda, un gran logro en el entendimiento del horror. Guillermo del Toro no se equivocó en apoyar la producción de Antlers.


Créditos:

Ilustraciones: Poster de la película Antlers, del 2021.

Citas: Blackwood, H, Algernon, El Wendigo, en H.P. Lovecraft y otros, Los mitos de Cthulhu, Alianza Editorial.

Lovecraft, H.P., El horror sobrenatural en la literatura, 1927, varias ediciones.

 

 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
100 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
100%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “Antlers: un homenaje fílmico para Algernon Blackwood

  1. Muy interesante, reflexivo y paradójico los monstruos del bosque. Desde mi punto de vista, me hace pensar que tipo de persona somos y como nos ven los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *