Carta en Navidad

No quiero grandes terremotos ni violentas olas. No quiero el cielo más oscuro, con manchas, sin estrellas. No quiero ese gas que emana desde lo más profundo y putrefacto bajo mis pies descalzos. No quiero soledad y restos de personas, mirándose unos a otros bajo el silencio pleno de la muerte. No quiero desechos ni más tóxicos. Querido viejo pascuero, es todo lo que te pido.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *