Arañas veras Columnas 

Lágrimas de alumno

El necio desprecia a todos por ignorancia de lo bueno y por elección de lo peor.Baltasar Gracián   Lágrimas, agua de ojos, fuego de rabia. Pecado nuestro, alma que se nos escurre. Lá-gri-mas: la punta de la lengua quiere emprender una diatriba. Leo y vuelvo a leer. Una profesora se ufana de hacer llorar a sus alumnos. ¿Cómo? ¿Para qué? En este caso en particular inicia su breve escrito pidiendo un consejo sobre plantas que sobrevivan en un cubículo sin sol. Tal vez como su corazón (salió la roma rima).…

Leer más...
Arañas veras Columnas 

Sobre presentaciones (de libros)

Una de las más feas costumbres que se tienen al momento de presentar un libro, es la de buscar un sitio poco propicio. En nuestra sociedad acostumbrada al ruido y a la estridencia, los antros, bares, restaurantes, cantinas, pulquerías, hoy se han convertido en los espacios donde se intenta hablar de un autor, de la obra lograda y de su contenido. Y aquí quiero llevar a cabo un comentario sin indulgencias al respecto de las presentaciones de libros que a lo largo de los años he atestiguado. Luego de participar…

Leer más...
Arañas veras Columnas 

De cómo reconocer a un cacique de la cultura

Si bien, como dice Francisco Bacon: “Los hombres que ocupan cargos elevados son siempre esclavos”, en el caso de los que atienden asuntos que tienen que ver hoy con la promoción, divulgación y apoyo a la cultura, son éstos los más pagados de sí mismos. Personalidades a las cuales se les debe tener recelo porque al mismo tiempo que son aborrecibles, son inevitables por dos aspectos en particular, el primero es porque al tener un puesto de poder, es probable que nos toque tratar con ellos o al menos saber…

Leer más...
Arañas veras Columnas 

Por qué escribir

Porque cuando se escribe inevitablemente se ensaya. Hace algunos años un docto extranjero de las letras mexicanas impidió que yo ofreciera un taller de ensayo. Esa institución académica cada año “devuelve algo” a la comunidad de la zona donde se asienta, para promover la cultura y el amor al estudio. —No considero que pueda ser importante para la gente —sentenció el ¿sabio? Me enteré que dijo esto el hombre responsable del encuentro universidad-pueblo masticando el castellano con su alemán desde su púlpito, quiero decir, en medio de su cubículo. ¿Por…

Leer más...
Arañas veras Columnas 

Pescado por historias

Comienzo a escuchar en el transporte público, mientras trato de leer sobre asesinatos de travestis en Chiapas durante los años 90s: —Pásame el poema del niño. Es una mujer robusta, morena, brazos tatuados, con un corte estilo mohicano pintado de rubio cenizo, de unos cincuenta años, que entabla un diálogo con quien pareciera ser su hija, con similares características pero con el pelo largo. —Me lo enviaron pero se borró. Qué lindo. Gracias a que a la mujer de la mohicana no le importa quién viene la misma pesera, nos…

Leer más...
Arañas veras Columnas 

Se gestan con fuego los libros

Me gustaría que así se anunciaran los editores e inclusive algunos literatos: Se gestan libros. Retomo la idea de José Martí, el poeta sincero y ardiente, que en algunos de sus escritos menciona que se debería pensar más en la gestación de la palabra, debido a que al estar el ser humano frente a la naturaleza algo puede ocurrir que lo atraviese y que se manifieste por medio del poeta (en este caso literato) lo que la naturaleza misma dice. Si ya de por sí es muy difícil atender a…

Leer más...
Arañas veras Columnas 

Hoja advenediza

Pero al menos debías de oír si ladran los perros. Haz por oír. Juan Rulfo El escritor advenedizo muerde y muerde duro. Jorge Ibargüengoitia, de escultista e ingeniero a amante del teatro vía una charla con Salvador Novo; después se hizo dramaturgo, luego crítico teatral, y finalmente narrador. Salvo su maestro Rodolfo Usigli, quienes le pusieron el pie, le mostraron también el tobillo donde él pudo morder con su talento. Se le denostó por ser originario de dos pecados: provinciano y no-literato. De ahí el encono de gente que ahora…

Leer más...
Arañas veras Columnas 

Manifiesto antinovelado

Un monstruo recorre las librerías: el fantasma de la novela burguesa. Paráfrasis sobre paráfrasis. La historia de todas las historias sobre la novela hasta nuestros días, es la historia de cómo se aprendió a hacer novela para el gusto del público consumidor de novelas. Para novelar se puede recurrir a estereotipos culturales, primero por miedo a no ser entendido y segundo por el terror que implica que alguien no quiera leernos por espacio de largo tiempo. La novela exige un lector que aguante el largo narrar del que escribe novelas,…

Leer más...
Arañas veras Columnas 

Lo que impide escribir (2)

Por otra parte, recluirse en el estudio por temor a enfrentarse con la vida, es igualmente fatal.Virginia Woolf   Supongamos que alguien decide escribir anhelando hacer literatura, y decide elegir algo de lo cual escribir, se concibe a sí mismo como un ser que tendrá la paciencia para lograr este propósito y decide también alejarse de quienes lo distraen, de lo que le quita atención para enfrentar a la hoja en blanco. No es suficiente. Esta tarea exige más, mucho más. Dependerá de la voz y dependerá del impulso vital…

Leer más...
Arañas veras Columnas 

Lo que impide escribir (1)

Tu hijo y tu amigo han partido; se han marchado, y lloras su ausencia. ¿Ignorabas, acaso, que el hombre es un simple viajero? Epicteto ¿Qué nos toca hacer? Lo que nos corresponde. Los estoicos, al menos quienes han dejado registro en palabra de su obrar, nos invitan a que realicemos el deber personal que sólo depende de nosotros y el resto, dejarlo en el camino. En el caso de la escritura, sobre todo aquella que desea ser literatura, se puede extender esta propuesta filosófica del estoicismo. Porque filosofía que no…

Leer más...