Frida y Emilia: brazos comunicantes

Los senderos circulares me arrojaron a una imagen precisa, la más sublime de todas. Mis coordenadas son Latitud: 21.9318, Longitud: -99.9917 21° 55′ 54″ Norte, 99° 59′ 30″ Oeste y frente a mí tengo a dos mujeres iguales, una a lado de la otra. A estas mujeres vagamente las recuerdo Seguir leyendo…

Sylvia Plath: el aislamiento como experiencia transformacional

Probablemente Plath pasó su vida en búsqueda de una experiencia de silencio, tranquila consigo misma. Al escribir buscaba ese espacio fértil entre el silencio y el lenguaje donde continuamente podía escucharse de nuevo. Las mujeres por antonomasia hemos sido asociadas con el silencio; aquello que hunde sus raíces en la Seguir leyendo…