El faro

Le gustaba mucho ese momento en el que el día se apagaba lentamente y la noche empezaba. Se emocionaba cuando podía ver que el mundo se iluminaba con dos luces, la del sol y la de la luna. Aprovechaba para ir a la torre, subía uno a uno cada escalón hasta llegar al balcón en donde se quedaba horas observando el mar, ese mar que se volvía cada vez más oscuro y más bravo y parecía golpear con coraje cada roca. El oleaje turbio le daba una extraña paz, nunca le había dado temor enfrentarse a él.

Veía barcos ir y venir, lejos de su costa, pero agradecidos con la guía que les daba. Pocos paraban ahí, no había a qué. La soledad nunca fue un problema. Vivir en ese lugar era como vivir en las entrañas de un animal, le había dicho el farero anterior. Pero ella no lo veía así, el faro no solo les daba luz a los navegantes, era también su luz, la diferencia entre la vida y la muerte. Ella se sentía segura viéndolo, sintiéndolo, aunque la neblina le impidiera reconocerlo; le daba seguridad y confianza, con él cerca sabía que sus pies estaban bien anclados en la tierra. Pasara lo que pasara el faro siempre estaba ahí para ella, impasible e inmóvil, pero esperándola. Ella siempre regresaba a él, al abrazo de su luz.

Todos tenemos dos vidas, la real y la posible. Ella vive la real pero la posible a veces se le agolpa en la mente. Piensa en el valor que le faltó para irse de esa isla en medio de la nada, en las razones por las que decidió permanecer. Entonces acepta con tranquilidad que no solo vive en el faro, sino para él. Sin embargo, esa otra vida posible la acompaña, le da fuerzas y alegría para estar siempre en su faro, siempre pensando en él. Tiempo atrás su corazón había dado un vuelco irreversible y permanecía así, por eso no lamentaba nada. Hoy, cuando el oficio está casi extinto, ella se aferra. Quieren derribarlo, pero tendrían que hacerlo con ella dentro. Nunca va a dejarlo, esa es su única certeza.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *