Entramos a la luz

0 0
Read Time:3 Minute, 27 Second

Llevo treinta años aguardando, con impaciencia en ocasiones y con un cierto grado de escepticismo, en otras, la llegada de una tierra más digna, más justa, generosa, donde impere el reino del amor, la paz, la igualdad y la alegría.

Hay un momento en la vida de cada ser humano, en que alguna circunstancia, nos permite dar cabida o aceptación a la idea de una existencia mayor, y como piezas de un gran puzzle, todos los elementos comienzan a encajar y a tener un sentido diferente a la concepción que teníamos hasta ese entonces, acerca de inquietudes fundamentales que nos planteamos. ¿Quién soy? — ¿De dónde vengo? — ¿Hacia dónde voy?

En lo personal, deseché paulatinamente con el correr del tiempo, todos los dogmas inculcados por la religión heredada de mis padres y me fui centrando en la búsqueda personal. Tuve la suerte de ir encontrando en mi sendero, personas especiales que han sido los faros de mi ruta y mis maestros terrenales, acceso a literatura orientada al mundo no manifestado por decirlo de algún modo.

Por tanto, he experimentado en muchas áreas; los libros han sido parte importante en mi aprendizaje, la herramienta principal para ir logrando cambios en mi vida y así fue como  llegué a integrar el grupo espiritual Rama, que posteriormente  se pasó a llamar “Misión Humanidad”.

Participé  durante años en aquellos días, de muchas salidas a terreno, tuve contacto presencial con personas que  canalizaban información de nuestros hermanos superiores, a través del método de la telepatía y escritura. Desde entonces, algunos de sus nombres me son aun familiares. Fui atesorando información  y conocimientos al respecto sobre jerarquías,  mundos, dimensiones, cuerpos y terminología que antes no tenía. Experimenté vivencias extraordinarias.

Por primera vez sentí que nuestra existencia es un gran y maravilloso proyecto, comprendí que estamos aquí, para llevar a cabo, un propósito. Y esto me parece coherente. Por lo menos para mí, tiene sentido. No es posible que lleguemos aquí a este plano a través del proceso de nacimiento, nos desarrollemos y creemos lazos afectivos importantes  para  luego morir y que ahí termine todo.

Respecto al fin del mundo, lo que hay es término de un período y comienzo de otro .De acuerdo a la Era astrológica, hay un proceso de lenta rotación precesional de la Tierra, que pasando por los 12 signos zodiacales, dura alrededor de 2.160 años en cada Era,  lo que da como resultado ,aproximadamente un ciclo  de 26.000 años.

Abandonamos la Era de Piscis y acabamos de pisar esta Era de Acuario, la que  marca un cambio de conciencia en el ser humano, tiempo de prosperidad, abundancia y paz, lo que muchos han denominado  la vuelta de la conciencia crística.

Hay un profundo anhelo de cambio en todas las etapas de nuestra vida. A diario, individual y colectivamente, crucificamos  viejos  paradigmas y morimos a esos patrones, para dar paso a un nueva forma de ser, a criterios  diferentes en que ampliamos nuestros horizontes de acuerdo a nuestro grado de evolución o crecimiento.

Fin del mundo es para aquellos que trágicamente deben abandonar esta existencia en situaciones catastróficas como tsunamis, terremotos, hundimientos, accidentes masivos, etc. Pero si verdaderamente consideramos que esos seres programaron su vida para abandonarla de ese modo, esa trágica circunstancia solo estaría dando cumplimiento a un plan mayor, basado en nuestro libre albedrío.

Entonces, tenemos que reflexionar al respecto. Nada ocurre por azar, todo está matemáticamente calculado, y somos como humanidad, las hebras o hilos de esta gran trama que es el universo y del cual somos parte. Es responsabilidad de todos elevar nuestra vibración para conducir a nuestro planeta a un nuevo nivel de conciencia. Cada uno de nosotros, afectamos el entorno, si uno avanza, avanzamos todos.

Nuestro quehacer es concienciar que somos luz, seres espirituales viviendo una experiencia humana, como humanidad y como planeta. Acabamos de dar un salto cuántico   de un planeta de 3ª dimensión a  la 5ª,  cuyos portales fueron abiertos hace poco,  labor apoyada cien por ciento por nuestros hermanos extraterrestres, actualmente en permanente comunicación con nosotros a través de las redes sociales, por diferentes canales que sirven de instrumento para este efecto.          

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *