La existencia humana o sobre lo propio

0 0
Read Time:3 Minute, 7 Second

La confrontación podría servir, a su vez, como elemento para identificar lo que se expresa a través de la vita activa: la libertad.

He pensado en Cornelius Castoriadis, bueno… seré más exacto. Tras recordar algunas de sus palabras en una entrevista que le realizan para la Commission Nationale du Débat Public (CNDP, 1922), rememoré la sensación de la inquietud, es decir, un conjunto de emociones que me llevaron de la curiosidad a la sorpresa, y de la bruma al vacío. Con Hannah Arendt volví a experimentar dicha sensación, lo cual agradezco.

En The Human Condition (1958), la autora nos hablará de tres elementos que constituyen a la vita activa: la labor (trabajo), el trabajo (producción) y la acción. Mientras la primera asegura la vida de la especie, la segunda y la tercera se vuelven un componente para la creación, o al menos así lo interpreto. El trabajo ayuda a la permanencia y durabilidad; la acción, por su parte, es condición para el recuerdo, para la historia. La segunda categoría, el trabajo, es artificial pues ayuda al desarrollo. La acción, por su parte, no deja de dar esa sensación de ser el instrumento de la memoria o bien, del pensamiento.

La importancia que Arendt le da a la acción es, en gran medida, porque nos da la posibilidad y nos permite ser actores dentro de la escena social en la que estamos inmersos. De hecho, su relación con el teatro se deja ver cuando dice “Éste es también el motivo de que el teatro sea el arte político por excelencia; sólo en él se transpone en arte la esfera política de la vida humana”. Y, de hecho, la acción se encuentra acompañada de otro elemento, el discurso. Ambos son posibles en la interacción con los otros; y en la organización que surge de la actuación se desarrolla la polis, que a su vez crea un espacio, no permanente pero sí presente, para que los otros —y uno mismo— se hagan presentes de manera explícita. Pero ¿qué hay realmente dentro de dicha particularidad del espacio público?, ¿este espacio es el lugar del cambio?, ¿cuál es el motivo que hace posible el desarrollo de dicho lugar?

Siguiendo a Arendt, el poder se verá como aquel elemento que sostiene a la esfera pública y, por ende, el espacio que se crea, es decir, aquella particularidad donde acción y discurso se desarrollan. Cuando el espacio desaparece el poder logra mantenerlos unidos aún fuera de dicho espacio. Si la pluralidad, la comunicación y la identidad como formas de expresión con los otros permite un desarrollo en el ámbito político, ¿qué los lleva a querer dicho desarrollo?

Pareciera que este espacio para Arendt, como posibilidad de aparición de los individuos, tiene la forma de una unidad, y si esto fuera así, es posible preguntar por los motivos que mueven a dicha unidad. Regresando un poco a líneas anteriores, recordemos que la acción es posibilidad para el recuerdo. Es decir, elemento del pensamiento. No obstante, es un elemento que se da únicamente como posibilidad y condición a partir de los otros, del conjunto y su pluralidad. El espacio para su expresión dentro de la esfera pública se vuelve central para la condición política. Aquí, la confrontación también aparece debido a la pluralidad y la existencia que el individuo adquiere ante los demás. La confrontación podría servir, a su vez, como elemento para identificar lo que se expresa a través de la vita activa: la libertad.

Acaso, si es que es posible, podría verse a lo político como esencia de la existencia humana, no ya en abstracto, muy por el contrario, como reconocimiento de la libertad de los demás y de uno mismo.

Bueno, el café se ha terminado. Nos vemos pronto.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

One thought on “La existencia humana o sobre lo propio

  1. Hola estimado Ricardo
    Admiradora de las ideas y propuestas de Arendt estoy de acuerdo que ella ponderaba la acción libre delas personas, incluso, la no acción era un rasgo de libertad que provoca consecuencias dado que somos seres sociales y es cuando nuestras acciones repercuten queramos o no en nuestro entorno: la polis. Interesantes tus reflexiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *