Prosecuciones en el agua

Hay un ilimitado paraíso en el cuadro de mi ventana.

Te doy cofres llenos de palabras,

ideales,

héroes impresos en billetes,

Te doy mi patria llena de tambores.

Hoy recojo lluvia en el grial oculto de mi montaña,

con esta visión íntima donde todos podemos jugar con el comienzo.

Cuando te aplastes fabrica humeante

abriendo huecos en cada entraña,

vuélvete palma y…

vuélvete a todos

como antes,

limpio progreso…

sin quemarle el alma al canto.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *