La espada, la pluma y el balón

Por desgracia, la naturaleza humana es violenta, pero en nuestro esfuerzo por preservarnos hemos llevado el juego más allá de la infancia y lo hemos convertido en disciplina ¡Juro que lo he intentado! He intentado ver el mundial, compartir el espíritu de la tribuna, aguantar las nueve entradas del béisbol, Seguir leyendo…