Poesía 

Georgia

Las licorerías nunca estuvieron tan llenas. Detrás de mí, una señora de 80 sale vestida distinguida con dos vinos bajo el brazo. Yo vengo por un chocolate. Me esquiva la vista. Nunca osaría a condenarla. Le aplaudo el porte, el tapado, y los zapatos. Yo me arrastro. Cada quien habita el encierro como puede. Una botella de perfume, intacta en el gabinete del baño, me guarda rencor. Pienso tanto en Georgia que hasta le inventé un nombre. ¿Vive sola? La imagino plácida sentada a la mesa, agitando su copa para…

Leer más...
Crónica 

Coronatitis

En los últimos días sólo he caminado hasta el almacén de la esquina en ida y vuelta; compro pan, jamón, esas cosas; y hasta mañana, que te vaya bien en otra jornada de enclaustramiento. Desayunamos a la una de la tarde y comemos a eso de las cinco. Para qué hablar de la cena que hasta ayer era con luna llena. Y nos gusta; pero si bien estamos lejos de la claustrofobia, el encierro mina, querámoslo o no. Fue así que Jany y yo concluimos hace rato que no nos…

Leer más...
Poesía 

Covid-19

Una lluvia,un viento de coronavirusCargado de signos,Entra por la ventana,Por la puerta,Por los insultos de los vecinos inoloro, incoloro, y silenciosoomnipresente y omnisciente todos somos muchos,y muchos, somos todos…. No es gripa común,revienta el pulmón,petrificado,como si fuese un globo de barro,genera trombos,sistema circulatorio colapsadoestatuas de mármol,Y al final nos mata ahogados,Encerrados en la angustia. Estas imágenes impresas en milímetrosde acetatoEvidencian lo invisibleCual  microscopio expandido Pues es que no se puede decir que lo que no se ve, no existeA la inversa, no se puede decir que lo que sí se…

Leer más...
Cuento 

Saori

Arrojé mi mochila contra la ventana de aquella casa justo antes de que los soldados me aprehendieran. Mientras me derribaban, pude ver como el vidrio se rompía y mi mochila atravesaba con éxito hasta el otro lado. Entonces sonreí, satisfecho. Lo había logrado. Nunca había vivido una cuarentena. Viví la crisis sanitaria de la influenza porcina, H1N1, en aquel lejano 2009. En aquella ocasión, no fue necesaria una cuarentena total —por lo menos no en mi ciudad—, no hubo toque de queda, ni tampoco se requirió de la vigilancia del…

Leer más...
Crónica 

Jornada de agonía

He comprendido que la vida no es un instante, que es un vaivén de situaciones creadas más allá de lo personal. Jamás supe el valor real de un abrazo, de una reunión familiar, de un grupo de amigos juntos por el solo hecho de compartir como hasta ahora. Bastó solo un microscópico virus que nos empujara al acantilado de la desesperación, la locura, la ansiedad y el miedo a lo incomprensible; hoy debo ir a trabajar con temor en mi mente pero con fuerza en el corazón porque soy enfermera.…

Leer más...
Poesía 

Un poema sobre la pandemia

Nos cuidaron, y también a nuestros hijos. Nos vistieron, con jerséis tiernamente tricotados. No olvidaron, el estruendo de los bombardeos. No disfrutaron, la Guerra les robó sus sueños. Callaron, por temor a represalias. Nunca lloraron, su corazón tejido de duras tripas… No querían jubilarse, ¿Cómo entender la vida sin trabajar? Ahorraron, para que nada nos faltase. No se quejaron, poseían la entereza, Prosperaron, sabiendo sacrificarse. Les robaron, bancos y constructoras. Olvidados, en mortíferas residencias. Mueren solos, sin familia y apestados. Maldita la muerte, que pasa burlándose en coches fúnebres de…

Leer más...
Poesía 

Covid19

Es la nada quién te habla, desde el desolado páramo, desde donde pareciera todo mal haber triunfado. Es esta fusilería la que cruelmente atormenta, la que llora ojos bermejos en paisajes muertos, yermos. Dentro, las pantallas planas Insoportables noticias narran cual sin munición, ametralla a las almas torturadas. Todo esto no es vivir, es inexistencia vil, penosamente alarmada. Sólo era un pequeño cambio para que nada cambiara. Y en la cima piramidal no está a la altura ni el Papa. Duele está ciénaga urbana con un ponzoñoso limo de mil…

Leer más...
Poesía 

Contagio

Es la noche más larga en la que entre perros se contagian el ladrido. Intento dormir mientras el aire riega su aullar desde azoteas, patios y rincones hasta mi cuarto: uno a otro can, gritando, el gritar desata. De la rabia que yergue alto su voz me sé lejos; seguro ante el coraje que los transforma en remedo de lobos. Pero conforme me sumerjo hacia el viaje de amnesia del REM, los siento allanándome, con el eco de su hocico, el sueño: de pronto, me hallo huyendo de una jauría…

Leer más...
Ensayo 

¿Y ahora dónde está la comunicación?

Recuerdo una salida al museo del Virreinato en Tepotzotlán y a Arcos del sitio en la preparatoria, cuando uno de los chicos con quien me juntaba durante aquel paseo me expresó su frustración ya que no había internet en el segundo lugar en donde estábamos. Para mí es uno de mis lugares favoritos, por sus enredados caminos, puente colosal y su sección de albercas. Yo siempre he sido de las personas que se pierden en el verde de los caminos de carretera y olvido la película que se proyecta en…

Leer más...