Carta en Navidad

No quiero grandes terremotos ni violentas olas. No quiero el cielo más oscuro, con manchas, sin estrellas. No quiero ese gas que emana desde lo más profundo y putrefacto bajo mis pies descalzos. No quiero soledad y restos de personas, mirándose unos a otros bajo el silencio pleno de la Seguir leyendo…