Deleuze y el pollo rostizado

A nadie le importa quién es Luis Fernando y menos Vladimir, en nuestra mente habita la imagen de la perversa Soraya Montenegro agrediendo a una tal “lisiada”, seguida por un close-up donde lanza algún insulto con tal expresividad que recuerda, más bien, un malvado conjuro. Todos tenemos algún gusto que Seguir leyendo…