Letras insomnes para una mujer dormida

Debí haberle dedicado mis escritos a ella desde hace tiempo, me hubiese ahorrado tantos poemas sin destinatario. Las palabras para nadie siempre son para alguien, solo que no sabemos para quién. Yo no sabía que eran para ella, de hecho, sigo sin saberlo; y a pesar de eso, cuando decidí Seguir leyendo…