Unicidad

De este lado del agujero rozo lo que ante
mis ojos es insustancial,
paseo con descaro en la irremediable humanidad.

El presente trata de resolver la diferencia
entre lo auténtico y real,
mientras pienso en hacer añicos una
existencia para transportarme a la
paralela más cercana o de gran velocidad.

En un codicioso arrebato de cambio,
desprendo mis entrañas del suelo que
siempre toqué,
encuentro mi reflejo ajeno y separado del
que hace un momento dejé.

Floto en el sentimiento de fuga,
la presunción de otro ser,
un ser fuera de este,
un personaje que inventé.

Del otro lado del agujero topo con piel
muerta desconocida;
mi vientre, pecho, brazos y mente
engarrotados a un destino que no es del
todo mío.
Del otro lado del agujero mi ente está
vacío;
estoy pero no existo.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *